INFLAMACIÓN - ¿QUÉ ES? ¿CÓMO SE PUEDE EVITAR?

La inflamación es una de las formas en que tu cuerpo lucha contra un problema, así que no es necesariamente algo negativo. Los deportistas, obligados por las circunstancias, están acostumbrados a hacer frente a las inflamaciones. Estamos tan acostumbrados que la sensación de dolor acaba convirtiéndose en parte de nuestra vida. Pero no necesariamente tiene que ser así, ya que existen algunas maneras de calmar esta incómoda sensación. Para encontrar la solución adecuada, el primer paso es identificar el tipo de inflamación que estás sufriendo. ¿Es una inflamación aguda? ¿O una crónica? Profundicemos un poco más en este tema. Empezaremos por diferenciarlas.

DIFERENTES TIPOS DE INFLAMACIONES

Inflamación aguda  

Viene causada por lesiones leves (cortes, esguinces, etc.) y enfermedades leves (dolor de garganta, por ejemplo). Además, es el tipo de inflamación que aparece después del ejercicio. La inflamación aguda no dura mucho tiempo, ya que sus efectos desaparecen pasados unos días. Es necesario un cierto grado de inflamación para obtener los beneficios de los entrenamientos; El cuerpo se fortalece emitiendo una respuesta inflamatoria al estrés causado por el entrenamiento.

Inflamación crónica  

Factores como las dietas con mucho azúcar, el sobrepeso, el tabaquismo o el estrés, entre otros, pueden provocar inflamación crónica. También se le conoce como inflamación sistémica y es constante pero de baja intensidad. Como hemos dicho antes, el tejido dañado no puede curarse si no hay inflamación, pero una inflamación crónica que no se trata a tiempo puede causar dolencias y enfermedades importantes, incluidos algunos tipos de cáncer.

¿Cuál es la relación entre el ejercicio y la inflamación?

Tan simple como que, la falta continua de ejercicio aumenta las posibilidades de padecer inflamación crónica, mientras que un programa de entrenamiento bien estructurado que dedica el tiempo necesario a la recuperación y una alimentación de calidad disminuye las posibilidades de padecerla. Hay que comprometerse con la práctica regular de ejercicio, pero sin exagerar. Los entrenamientos que no dedican tiempo a la recuperación pueden convertir una inflamación aguda en una inflamación crónica.

Tissue Rejuvenator

Aunque un cierto nivel de inflamación es bueno para el cuerpo, no significa que tengas que sentir dolor necesariamente. En lugar de usar medicamentos NSAID con su infinidad de efectos secundarios, prueba Tissue Rejuvenator. Este producto proporciona nutrientes críticos para ayudar a reconstruir el tejido articular y mantener su fuerza e integridad y, además proporciona una sobrecarga de antiinflamatorios potentes pero seguros.

Tissue Rejuvenator - Hammer Nutrition
Hammer Nutrition Ambassadors

LOS BUENOS HÁBITOS SON LA ÚNICA RESPUESTA

Para mantenerte alejado de la inflamación crónica y estar listo para tus competiciones más exigentes, no olvides incluir días de descanso y recuperación en tu plan de entrenamiento. Para aliviar el dolor natural que aparece después de un entrenamiento duro y fortalecer las articulaciones, usa   Tissue Rejuvenator o Vegan Tissue Rejuvenator todos los días, incluidos los días de descanso. Sus ventajas van mejorando con el tiempo, así que cuanto más regular seas con el uso del Tissue Rejuvenator, mejores serán los resultados a largo plazo.


 Tissue Rejuvenator  y  Vegan Tissue Rejuvenator  son unos productos de gran calidad con ingredientes sanos y súper efectivos. Tanto si decides usar una o ambas formas del Tissue Rejuvenator, te garantizamos que harás correr la voz sobre estos revolucionarios productos.

¡ARTICULACIONES FUERTES A TODAS LAS EDADES!