¿Cómo se reponen los electrolitos?

electrolitos

¿CÓMO SE REPONEN LOS ELECTROLITOS?- ¿POR QUÉ NECESITAMOS ELECTROLITOS EN EL CUERPO?


LA FUNCIÓN DE LOS ELECTROLITOS - ¿QUÉ ES UN ELECTROLITO?

Los electrolitos son químicos que forman iones en los fluidos corporales y ayudan a que funciones corporales específicas alcancen niveles óptimos. Demasiado pocos electrolitos causan calambres en el cuerpo. Y como bien sabe cualquier atleta serio, los calambres pueden tener una influencia considerable en el día de la carrera. Entonces, ¿cómo prevenimos que aparezcan los calambres musculares y conseguimos que nuestro cuerpo alcance niveles máximos de rendimiento? Pues suministrando la cantidad necesaria de electrolitos.

Una nutrición adecuada durante el ejercicio no solo consiste en reponer calorías y fluidos, sino que además requiere suministrar electrolitos de manera adecuada y consistente. Las necesidades de electrolitos varían mucho más que las necesidades calóricas o de hidratación, así que tendrá que experimentar bastante durante los entrenamientos hasta que haya conseguido adaptar su nutrición a sus necesidades específicas en diferentes situaciones.

Los electrolitos se parecen mucho al aceite del motor de su coche, no hacen que funcione el motor, pero son absolutamente necesarios para que todo funcione sin problemas. De hecho, el correcto funcionamiento de los sistemas digestivo, nervioso, cardíaco y muscular depende de tener los niveles adecuados de electrolitos.

Aunque hay muchas teorías que explican por qué aparecen los calambres musculares, normalmente se debe a una hidratación incorrecta y/o a una incorrecta reposición de electrolitos en la sangre. Nadie quiere tener calambres, desde luego, pero tenga en cuenta que los calambres son una de las últimas consecuencias del agotamiento de electrolitos. Su cuerpo se comunica con usted de esa manera tan dolorosa diciendo: “¡Eh! ¡Estoy vacío! ¡Dame más ahora mismo o tendré que parar!”. Es como cuando se enciende una lucecita en el salpicadero y nos damos cuenta de que estamos al límite. Precisamente por eso no debería esperar a tener calambres musculares para acordarse de que tiene que tomar electrolitos. Igual que no espera a desmayarse para recordar que tiene que alimentarse ni a deshidratarse para reponer fluidos, no debería olvidar que su régimen de nutrición siempre debe incluir estos compuestos esenciales.

En este artículo, vamos a hablar de este aspecto de la nutrición, un tema fundamental pero descuidado e incomprendido. Le contaremos por qué las tabletas de sal no funcionan y por qué la gama de productos Endurolytes de Hammer son sin lugar a dudas la mejor fórmula de electrolitos disponible en el mercado.


¿QUÉ SON LOS ELECTROLITOS? ¿POR QUÉ SON IMPORTANTES?

Los electrolitos son químicos que forman partículas cargadas eléctricamente (iones) en los fluidos corporales. Estos iones conducen la energía eléctrica necesaria para muchas funciones, incluyendo las contracciones musculares y la transmisión de los impulsos nerviosos. Muchas funciones corporales dependen de los electrolitos. El rendimiento óptimo requiere un suministro adecuado y consistente de estos nutrientes tan importantes.

Muchos atletas descuidan la reposición constante de electrolitos en el cuerpo porque nunca han sufrido problemas derivados de calambres musculares. No obstante, incluso si ha tenido la suerte de no sufrir los dolorosos y debilitantes efectos derivados de los calambres, también necesitará proporcionar a su cuerpo una cantidad consistente y adecuada de electrolitos. ¿Por qué? Porque el objetivo de reponer electrolitos en el cuerpo no solo es prevenir los calambres musculares, sino mantener funciones corporales específicas en niveles óptimos. Con los calambres, su cuerpo le está diciendo que está vacío en lo que respecta a los electrolitos. Si llega a ese punto, eso quiere decir que su rendimiento se ha visto seriamente comprometido durante algún tiempo. Por lo tanto, recuerde que lo que le interesa es que su cuerpo funcione sin problemas, sin interrupciones ni concesiones. Igual que no debería esperar a deshidratarse o desmayarse durante una carrera antes de reponer fluidos o calorías, tampoco debería esperar a sufrir calambres en los gemelos antes de reponer electrolitos. Reponer electrolitos en el cuerpo de manera constante mientras practica ejercicio es tan importante como consumir los alimentos correctos y beber una cantidad adecuada de agua.


¿ES LA SAL UN ELECTROLITO? - ¿NO ES SUFICIENTE CON TOMAR TABLETAS DE SAL?

Las tabletas de sal son una opción inaceptable para reponer electrolitos por dos razones principales:

Solo proporcionan dos de los electrolitos que necesita el cuerpo: sodio y cloruro.

Pueden suministrar sodio en exceso sobrecargando el complejo mecanismo que utiliza el cuerpo para regular el sodio.

Cada uno de estos aspectos es importante y hablaremos de todos ellos a lo largo del artículo. Pero por ahora, concentrémonos en el segundo.

Demasiados atletas han sufrido de retención de líquidos teniendo las manos y los pies hinchados innecesariamente debido a la ingestión de tabletas de sal o productos electrolíticos que tenían una concentración alta de sodio mientras practicaban ejercicio de manera prolongada bajo el sol. El cuerpo cuenta con mecanismos muy efectivos para regular y redistribuir sodio a partir de las reservas del cuerpo. Un consumo excesivo de sodio interfiere con o neutraliza estos complejos mecanismos. El sudor genera grandes pérdidas de sodio, que se monitorean de cerca a través de receptores hormonales distribuidos por todo el cuerpo. Sin embargo, la rápida reposición de sodio neutraliza el sistema permitiendo que la ingesta de agua diluya el contenido de sodio. Una suplementación de electrolitos con un alto contenido en sodio pone en peligro el control fisiológico natural de los electrolitos séricos. Cuando el cuerpo detecta un aumento de sodio procedente de fuentes exógenas (alimentos, tabletas de sal o productos con un alto contenido en sodio), la hormona aldosterona indica a los riñones que dejen de filtrar y redistribuir sodio. En su lugar, los riñones excretarán sodio y otra hormona, la vasopresina, predominará y causará retención de líquidos. Aunque ingerir grandes cantidades de sodio puede resolver de manera temporal una falta de sodio, hacerlo así aumenta considerablemente el riesgo de sufrir otros problemas, incluyendo un aumento en el almacenamiento de fluidos que produce hinchazón (edema) en las extremidades. Otras consecuencias son una presión arterial elevada y un aumento de la tasa de excreción de sodio. Y todas ellas perjudican al rendimiento. Si alguna vez ha terminado una carrera o un entrenamiento con manos, muñecas, pies o tobillos hinchados, o si alguna vez ha experimentado hinchazón debajo de los ojos y alrededor de las mejillas, es muy posible que su ingesta de sodio/sal fuera demasiado alta.

En realidad, el cuerpo humano solo necesita una diminuta cantidad de sodio para funcionar con normalidad. Tan solo necesitamos 500 mg de sodio cada día, aunque los atletas pueden necesitar 2000 mg. Esta cantidad de sodio se obtiene fácilmente a partir de alimentos naturales no procesados. Sin embargo, el americano medio consume aproximadamente 6000-8000 mg al día, bastante más que la dosis máxima recomendada de 2300-2400 mg/ día.* (Ver asterisco en la página 44). Un atleta medio almacena al menos 8000 mg de sodio dietético en los tejidos y tiene estas reservas disponibles mientras practica ejercicio. En otras palabras, gracias a la dieta ya cuenta con una reserva enorme de sodio disponible en su cuerpo, preparada para servirle mientras practica ejercicio. Además, su cuerpo también tiene una forma realmente compleja y eficiente de controlar y devolver el sodio a la sangre, y lo hace para mantener la homeostasis. Necesita reponer sodio durante el ejercicio, pero debe hacerlo con cantidades que contribuyan a estos complejos mecanismos corporales y no los anulen.

*En 2009, datos de los Centros para el control y prevención de enfermedades de Estados Unidos proporcionaron pruebas científicas adicionales que indicaban que la gran mayoría de estadounidenses mayores de 20 años deberían limitar la cantidad de sodio (sal) que consumen diariamente a 1500 miligramos (mg) para prevenir y reducir la presión arterial alta.


DEMASIADOS ELECTROLITOS EN EL CUERPO - LAS CONSECUENCIAS QUE UN NIVEL ALTO DE SODIO TIENE PARA LA SALUD

Las dietas con alto contenido en sodio no solo son malas para la salud, sino que además todas las personas que consumen grandes cantidades de sodio en sus dietas tendrán índices mayores de pérdida de sodio y requerirán una ingesta mayor de sodio durante el ejercicio. Probablemente ya sepa que el sodio provoca sed y que la sed impulsa un consumo excesivo de alcohol, lo que sin lugar a dudas no contribuye a mejorar el rendimiento.


¿CÓMO REPONER ELECTROLITOS EN LA SANGRE? - ¿NO SE NECESITA REPONER LO QUE SE SUDA?

Es fácil formular un producto que coincida con uno de los muchos estudios que analizan la transpiración y luego venderlo aduciendo que los atletas simplemente necesitan sustituir lo que han perdido. Algunos productos hacen precisamente eso. Pero por desgracia hay un problema con esto, porque las diferencias en la pérdida de sudor varían mucho y el cuerpo humano simplemente no puede reemplazar de forma eficiente lo que pierde durante un ejercicio de intensidad superior a una caminata.

Los electrolitos perdidos no son reemplazados por electrolitos consumidos en el momento.

En el mejor de los casos, el cuerpo es capaz de sustituir aproximadamente un tercio de lo que pierde durante el ejercicio. Y esto se cumple tanto para los fluidos como para las calorías y los electrolitos. Si intenta reemplazar todos los fluidos de una vez, es posible que sufra de hiponatremia por dilución (niveles de sodio en sangre excesivamente diluidos) o intoxicación por agua. Si intenta sustituir todos los alimentos que gasta, su estómago se rebelará y dejará de reabastecerse. Del mismo modo, si intenta reemplazar la misma cantidad de electrolitos que pierde, tendrán lugar una serie de procesos hormonales que pueden dar lugar a un gran número de problemas, por ejemplo, trastornos gástricos, edema, espasmos musculares y calambres de todo tipo.

Como ya comentamos en el artículo MENOS ES MEJOR * La mejor forma de alimentarse * al comienzo de este libro, la clave para reponer todo lo perdido con éxito (líquidos, calorías y electrolitos) NO es concentrarse en lo que se pierde, sino en la cantidad que el cuerpo puede aceptar y absorber de manera eficaz. El doctor Bill Misner dice: "Proporcione a su cuerpo un 30-40%, aunque le esté pidiendo un 110%. Y eso es algo especialmente importante cuando hablamos de la cantidad de líquidos que bebe, las calorías que consume y los electrolitos que repone. Tenga en cuenta que cuanto más se acerque a esa proporción, más posibilidades tendrá de triunfar.


¿CONSUMIR SODIO ANTES DE UNA CARRERA? ¡UNA MUY MALA IDEA!

Una idea que publicó un dietista registrado en uno de sus artículos y una práctica que ahora se está teniendo mucho en cuenta, y que incluso está siendo adoptada por muchos atletas, es aumentar el sodio en la dieta consumiendo de tres a cuatro gramos de sodio entre 12 y 24 horas antes de la carrera. Se supone que un dietista registrado es un experto conocedor de las posibles consecuencias que una dieta alta en sodio tiene para la salud (la dieta que consume una gran mayoría de estadounidenses) y, sin embargo, este dietista aboga por añadir más sodio a la dieta antes de una carrera. En cambio, nosotros abogamos por limitar el sodio, un consejo que hoy en día recomiendan los médicos, ya que las investigaciones demuestran que el consumo crónico de más de 2300 miligramos al día puede contribuir a provocar insuficiencia cardíaca congestiva (ICC), hipertensión, rigidez muscular, edema, irritabilidad, osteoartritis, osteoporosis, síndrome premenstrual (PMS), trastornos del hígado, úlceras y cataratas.

En el artículo de este dietista se proporcionan un gran número de referencias, aparentemente para fundamentar aún más las recomendaciones que hace:

1) Eichner, E.R. "Genetic and Other Determinants of Sweat Sodium." Current Sports Medicine Reports 7.4 Supp 1(2008): 236-S40.

Comentario: Nuestra interpretación de las afirmaciones/conclusiones de Eichner son que cuanto más sodio haya en la dieta anterior al evento, mayor será el nivel de aldosterona en plasma que se suprime, lo que se traduce en una mayor tasa de pérdida de sodio en el sudor durante la celebración del evento. En nuestra opinión, la supresión de la aldosterona antes de los eventos aumentando la ingesta de sodio no ayuda a mantener los controles homeostáticos del cuerpo natural en un rango saludable, lo que significa consumir una dieta baja en sodio de menos de 2300 mg al día.

Conclusión: Más sodio en la dieta equivale a más sodio perdido durante el ejercicio.

2) Misner, William. Ph.D. Director of Research & Product Development, "Thoughts on reducing sodium Sodium imbalance: what it causes and how to fix it." 43-46

Comentario: En nuestra opinión, consumir más de 2300 mg/día tiene consecuencias perjudiciales para la salud proporcionales a la sensibilidad a la que está predispuesto cada individuo, aunque una gran mayoría de la población humana reacciona de manera negativa con un consumo superior a > 5800 mg/día.

Conclusión: Mantener los niveles de ingesta de sodio entre 1500-2300 mg/día ayudará a satisfacer los requisitos de sodio sin afectar la vía de la aldosterona o el papel del órgano renal en la homeostasis.

3) Murray, R. and L. Kenney, "Sodium Balance and Exercise." Current Sports Medicine Reports 7.4 Supp. 1 (2008): S1-S2. 

4) Stachenfeld, N.S. Acute Effects of Sodium Ingestion on Thirst and Cardiovascular Function. Current Sports Medicine Reports 7.4 Supp. 1(2008): S7-S13.

Conclusión: Los alimentos salados y/o las tabletas de sal no afectarán negativamente a la reposición de electrolitos. En lugar de eso, adopte un enfoque bajo en sodio que haga hincapié en lograr un equilibrio de minerales esenciales que contribuyan a mejorar las acciones de hormonas y enzimas naturales del cuerpo. Lo que le interesa es encontrar un producto que contribuya a equilibrar los electrolitos sin comprometer la regulación interna.

Comentario: El cuerpo humano ha sido creado para ser sensible a la hora de monitorizar el balance electrolítico homeostático. Por eso, una ingesta constante de pequeñas cantidades de fluidos y electrolitos ayudará a evitar déficits severos de fluidos y pérdida de electrolitos.


ELECTROLITOS EN EL CUERPO - ¿CÓMO CONTROLA EL CUERPO EL SODIO SÉRICO?

La aldosterona es una hormona que controla la tasa de sodio que circula en el cuerpo humano. Cuando los niveles de sodio bajan demasiado debido a la pérdida de transpiración o urina, se libera aldosterona estimulando las células del túbulo renal para aumentar la reabsorción de sodio en la sangre. En pocas palabras, el cuerpo tiene una manera muy efectiva y compleja de controlar, redistribuir y, por lo tanto, conservar sus reservas de sodio.

La ingesta alta de sodio suprimirá la aldosterona sérica, mientras que la ingesta baja de sodio elevará la aldosterona sérica. En otras palabras, demasiado sodio suprimirá y neutralizará los efectos beneficiosos de la redistribución de sodio de la aldosterona provocando que se pierda más sodio. Por el contrario, una dieta baja en sodio y una ingesta de sodio más conservadora, en combinación con otros electrolitos agotados durante un entrenamiento o carrera, crean un entorno en el que se pierden cantidades más bajas de sodio en el sudor y la orina.

Por eso, las tasas de sodio también pueden resultar confusas. Escuchará a más de un entrenador o investigador afirmar: “He visto cómo algunos atletas han perdido varios gramos de sodio durante sesiones de entrenamiento de una hora”. Y es verdad que eso puede ser cierto para algunos atletas durante la práctica de una serie de ejercicios de corta duración, especialmente si se llevan a cabo en un entorno controlado (como sería, por ejemplo, pedalear en una bicicleta estacionaria en una habitación caliente sin aire circulante). Sin embargo, eso no significa que esas pérdidas sean sostenibles según van pasando las horas. De nuevo, los mensajeros químicos y las hormonas integradas en el cuerpo (a saber, la aldosterona) ayudan a evitar que esas pérdidas vayan por el mismo camino. Sí, el cuerpo necesita reponer sodio, pero tiene que ser una cantidad que funcione eficazmente en combinación con los efectos de redistribución/conservación del sodio de la aldosterona. Una dieta con alto contenido de sodio y/o una ingesta de sodio demasiado alta durante un entrenamiento o carrera anula los efectos deseados que tiene la aldosterona, lo que genera mayores pérdidas de sodio.

Conclusión: En lugar de adoptar una recomendación que aconseja que se añada más sodio a las cantidades ya de por sí altas y poco saludables presentes en la dieta, los atletas deberían centrarse más en bajar su ingesta diaria de sodio. No cabe duda de que todos y cada uno de nosotros consumimos mucho más sodio del que necesitamos a diario y los efectos dañinos que se derivan de suministrar sodio en exceso al cuerpo por encima de sus necesidades diarias ponen en peligro una salud óptima. Si baja el consumo de sodio en la dieta, y lo mantiene en un nivel de 2300 mg o menos, no solo es un protocolo/recomendación mucho mejor desde el punto de vista de la salud, sino que además beneficiará el rendimiento atlético. En resumen, no consuma sodio en exceso en los días previos a una carrera.


ENTONCES, ¿CUÁL ES LA RESPUESTA? ¿CÓMO SE REPONEN LOS ELECTROLITOS?

La reposición adecuada de electrolitos durante la práctica de ejercicios de resistencia requiere un enfoque gradual y constante que incorpore todos los electrolitos en cantidades que no anulen los mecanismos normales del cuerpo. Recuerde, la ingesta de electrolitos necesita estar por debajo de la detección sistémica, pero al mismo tiempo ayudar a aliviar la depresión sistémica. Y eso significa que deberá consumir lo suficiente para apoyar las funciones corporales y prevenir problemas relacionados con el calor, como los calambres musculares en las piernas, sin abrumar a su cuerpo. La ingesta de electrolitos debe pasar desapercibida al radar del sistema de detección del cuerpo, pero al mismo tiempo ofrecer un soporte óptimo.

***Endurolytes, Endurolytes FizzEndurolytes Extreme son productos electrolíticos de espectro completo diseñados para satisfacer los requisitos electrolíticos del cuerpo. Han sido diseñados para contrarrestar los efectos de la hipertermia, optimizar funciones corporales específicas y mejorar el rendimiento de resistencia, especialmente más allá del límite de las dos horas. El perfil electrolítico de la fórmula de Endurolytes equilibra los cationes (iones cargados positivamente) y los aniones (iones cargados negativamente) de manera responsable sin dar más importancia a unos electrolitos que a otros.

Y este es un punto clave que conviene no olvidar: Cuando el equilibrio electrolítico de cationes a aniones se gestiona en la célula productora de energía, asumiendo que la célula cuenta con suficientes fluidos y nutrición, esa célula producirá energía a una tasa más alta que otra con exceso de un único catión mezclado con una lista irracional de aniones. Es una muy buena razón para evitar consumir solo sal o para utilizar cualquier producto, ya sea nutritivo o como suplemento, que contenga altos niveles de sodio. Normalmente incluirán las consecuencias de cantidades demasiado bajas de otros minerales electrolíticos. Por otra parte, no formulamos Endurolytes, Endurolytes Fizz y Endurolytes Powder para reflejar las cantidades de electrolitos pérdidas en el sudor porque cada persona tiene una predisposición biológica diferente en lo que se refiere a los minerales perdidos a consecuencia de la transpiración. Además, tanto las diferencias en el tamaño y estado de forma física de los atletas como el ritmo con el que practican los ejercicios y, por supuesto, la humedad y el calor, pueden suponer una diferencia de hasta un 1000% cuando se comparan las tasas de sudor de diferentes atletas. No hay una fórmula única para todos, basada meramente en las tasas de sudor, que pueda ni vaya a satisfacer sus requisitos específicos de electrolitos.

En pocas palabras, la fórmula de Endurolytes no es tanto un producto para reponer electrolitos, sino una fórmula para apoyar el estrés de electrolitos. Ayuda a que el cuerpo rinda mejor cuando practica ejercicio, especialmente cuando hace calor, al proporcionar un suplemento completo de minerales con un equilibrio adecuado sin interferir con los sistemas normales de control del cuerpo.


LA FÓRMULA DE ENDUROLYTES

Endurolytes contiene minerales quelados. La quelación es el proceso por el que se adhiere mineral a otra sustancia, idealmente un aminoácido. Esto hace que el mineral sea más biodisponible. De hecho, se recomienda usar minerales quelados porque ofrecen una mayor absorción que sus equivalentes no quelados. Por ejemplo, el magnesio se absorbe en un 87% cuando está quelado, pero solo en un 16% si se toma en forma inorgánica no quelada. Un científico nutricional escribió lo siguiente: “las estimaciones de absorción de un mineral normal son, por término medio, de un 10%. Sin embargo, la absorción de minerales quelatados puede alcanzar incluso un 60%”. Así que vamos a examinar todos los minerales que incluye la fórmula de Endurolytes:

CALCIO: 

Es el mineral más abundante en el cuerpo humano. Un ritmo cardíaco normal, una transmisión nerviosa saludable y fuertes contracciones musculares requieren un nivel constante de calcio en la sangre. Durante el ejercicio, las enzimas dependientes del calcio producen energía a partir de la conversión de grasas y aminoácidos, y proporcionan el 60-65% de sus necesidades energéticas cuando el ejercicio supera las dos horas de duración. Al igual que es importante consumir ácidos grasos mientras se practican ejercicios de resistencia, también es esencial contar con el calcio adecuado para convertirlos eficientemente en energía. Cuando se agota el calcio en sangre, el cuerpo lo extrae de los huesos, pero este proceso no puede hacer frente a la tasa de agotamiento que se experimenta durante el ejercicio. La falta de calcio sérico durante los eventos de resistencia puede causar presión arterial alta, calambres musculares y debilidad.

MAGNESIO: 

Debería acompañar al calcio en una proporción de 1:2. Cuando el calcio fluye hacia las células musculares activas, el músculo se contrae. Cuando el calcio desaparece y el magnesio lo sustituye, el músculo se relaja. Muchas reacciones enzimáticas necesarias para la conversión de nutrientes en energía muscular ocurren cuando hay un nivel adecuado de magnesio. La falta de magnesio causa calambres musculares, temblores, trastornos del sueño y, en algunos casos, trastornos convulsivos.

POTASIO: 

Es el catión principal (ión cargado positivamente) dentro de todas las células musculares. Es necesario para mantener una concentración y un equilibrio de calcio óptimos. Los síntomas provocados por una falta de potasio son náuseas, vómitos, debilidad muscular, espasmos musculares, calambres y un ritmo cardíaco alto. Aunque solo en el sudor ya se pierden 100-200 mg (sin contar con el uso interno de músculos y células), si intentamos reponer esas cantidades de una sola vez, se altera el equilibrio de sodio óptimo. Además, demasiado potasio no es bueno para el estómago y puede causar graves molestias estomacales.

SODIO: 

Es el catión principal (ión cargado positivamente) fuera de las células. Los europeos, por término medio, tienen un exceso de 8000 mg de sodio en los tejidos extracelulares. Durante los eventos de resistencia, se necesita un mínimo de tres a cuatro horas para agotar este mineral, lo que puede resultar en latidos cardíacos anormales, contracciones musculares e hipoventilación. Sin embargo, si el sodio se reemplaza al mismo ritmo o casi al mismo nivel que se va agotando, anula los mecanismos de regulación hormonal que permiten al cuerpo conservar los electrolitos. Un consumo excesivo de sodio causará un gran número de problemas, y el menos grave de todos es la retención de líquidos. Por lo tanto, recomendamos encarecidamente una reposición de sodio más moderada y cooperativa.

CLORURO: 

Es el anión relativo (ión cargado negativamente) que acompaña al sodio. Este electrolito es absolutamente necesario para mantener la tensión osmótica en la sangre y los fluidos extracelulares. Es un proceso bastante complicado, pero, para que lo entienda de manera sencilla, piense que la tensión osmótica es el equilibrio y consistencia adecuados de los fluidos corporales y los electrolitos. Una cantidad apropiada de cloruro (como cloruro de sodio) apoya, pero no anula, la función que la hormona aldosterona tiene en la regulación y conservación de los niveles adecuados de electrolitos.

MANGANESO: 

Es uno de los minerales que se incluye la fórmula de Endurolytes, ya que es necesario en cantidades mínimas para las reacciones enzimáticas de las células musculares óptimas para la conversión de ácidos grasos y proteínas en energía. De nuevo, los ácidos grasos y las proteínas son una parte muy importante de la nutrición para mejorar la resistencia de los atletas, Aunque el manganeso no es técnicamente un electrolito, no se puede obviar su importancia. Los estudios también muestran que la falta de manganeso desempeña un papel clave en la fluctuación del azúcar en la sangre, la acumulación de radicales libres a consecuencia del ejercicio intenso y los trastornos de la función nerviosa, especialmente en atletas de mayor edad.

PIRIDOXINA HCL (vitamina B6):

Es una coenzima que se necesita en 60 reacciones enzimáticas que afectan al metabolismo de carbohidratos, grasas y proteínas. Incluimos esta vitamina B soluble en agua solo en Endurolytes FIZZ debido a su papel activo en el mantenimiento del equilibrio de sodio y potasio.


RESUMEN

La reposición constante de líquidos y calorías es esencial para mantener los niveles de energía durante los entrenamientos y las carreras. La reposición constante de electrolitos es un componente importante de una alimentación adecuada.

Es bastante fácil lograr que las necesidades calóricas y de líquidos sean correctamente definidas, pero satisfacer las necesidades de electrolitos requiere muchas más atención porque hay que tener en cuenta una variabilidad mayor. Si utiliza Endurolytes, Endurolytes Fizz o Endurolytes Extreme en su entrenamiento resolverá ese desafío, ya que contienen los minerales adecuados con el equilibrio adecuado. Además, como son independientes de sus fuentes de calorías e hidratación, podrá dosificarlos como necesite. Independientemente de cuál sea su tamaño, del deporte que practique, de la intensidad del entrenamiento, de su estado físico o del clima, podrá satisfacer sus necesidades minerales electrolíticas de manera precisa con Endurolytes, Endurolytes Fizz o Endurolytes Extreme.


En el sitio web de Hammer Nutrition encontrará varios artículos detallados que tratan sobre la reposición de sodio y electrolitos. Le recomendamos leer especialmente los artículos que se detallan a continuación:

Principios básicos de Endurolytes

(www.hammernutrition.com//knowledge/advanced-knowledge/the-endurolytes-rationale/)

¿Puede una dieta alta en sodio inhibir el rendimiento en eventos de resistencia y la salud?

(www.hammernutrition.com/knowledge/endurance-library/high-sodium-diet-inhibit-endurance-performance-health/)